miércoles, noviembre 24, 2010

Pequeñas lecciones aprendidas

Algunas cosillas aprendidas en estos últimos años, meses, semanas y días.

- Nunca prestes libros, cd’s, dvd’s, etc, que te hayan costado trabajo conseguir. Algún pendejo se los quedará, y lo que es peor, no te acordarás quien fue ese pendejo.

- Nunca asistas con demasiada anticipación a un concierto, corres el riesgo de sentirte como huevón porque gente que llego justo a la hora encontró la misma ubicación que tú.

- Procura que la edad de tus potenciales parejas deje de ser inversamente proporcional a la tuya. Dicho de otro modo, que no sean tan chibolas.

- Nunca mezcles 2 six pack de chela con 6 tragos de whisky puro. Mala idea.

- Las viejas amistades son tan frágiles como las nuevas.

- En cuestiones laborales nunca seas muy amable o atento con otro de tu mismo sexo, corres el riesgo de que no sea “tan” de tu mismo sexo y te espere a la salida con cualquier cojudo pretexto.

- No aceptes en tu facebook gente del trabajo o flacas con intención de afane, sobre todo si tienes patas que te etiquetan sin compasión en tus peores ángulos y estados. ( y después se molestan los muy conchudos cuando tú haces lo mismo)

- Hay gente que si vale la pena, gente que hace su esfuerzo por estar ahí. Pero también hay gente de paso, gente circunstancial que solo se ocupa de ti cuando no representa ningún esfuerzo el verte o hablarte. Ya sabes, no vale sentirse mal por ellas cuando les pase algo, así tienes una carga y un compromiso menos en tu vida.

- Nunca subestimes a nadie, por muy insignificante que pueda parecer, te sorprenderá de algún modo.

- Nunca relativices todo. Mantén siempre unos pocos principios contigo, eso te salvará del facilismo e inconsciencia moral que tanto detestas, pero en lo que a veces estás tentado a caer.

- Procura no caerle bien a gente que no te cae bien. Es de lo más incomodo andar fingiendo sonrisas y atenciones con alguien que detestas.

- Que no se te vuelva a ocurrir ver otra vez el documental ese de la NatGeo sobre anacondas gigantes, esa terapia de shock para tu ofidiofobia no es la más acertada, sobre todo por las pesadillas que te duran días.

- Aprende a volverte esquemático, asígnale un rol a las personas en tu vida, ( amigo, agarre, pata de pichanga, pata de chamba, pata de tragos, etct etc) así no te proyectarás con nadie y tampoco lo harán contigo. No te decepcionaran y tampoco decepcionarás a nadie.

- Nunca dejes de ir a un concierto que te importa harto solo porque no tienes mancha. Así te evitarás machacarte toda la vida el no haber ido a ver a los Anthrax. Que huevón !!

- Nunca digas no me arrepiento de nada. Es la frase más pedante que puedes pronunciar, eso implica que el daño que pudiste hacer a terceras personas con algunas de tus acciones te importa un rábano. Se me salieron un par de veces y sí, me arrepiento un huevo de haberla dicho.

- Todos tenemos un punto de locura o excentricidad, así que no te sorprendas cuando alguien a quien quieres lo demuestra, como dicen por ahí, las únicas personas normales son las que uno no conoce bien.

- Nunca destripes tus 3 tarjetas de crédito. Si te las vuelven a dar en un futuro hipotético, ten más calma al momento de gastar y sobre todo procura llevar efectivo cuando andes ebrio y hambriento (de lo que sea) en cualquier madrugada limeña.

- Por más bueno que te creas, nuca sabrás en que momento te convertiste en el malo de la película, así que mejor cierra la boca antes de prometer cosas en estado de estupidez sentimental.

3 comentarios:

Ivonnette dijo...

Creo que es la entrada más bonita (y sincera) que he leido xD

:)

Espero haber ayudado en la reflexión de alguna ¬_¬

brenda dijo...

Yo añadiría...en el no subestimes a nadie, no creas que lo sabes todo y mucho menos que conoces muy bien a alguien...tú lo dijiste a veces las personas nos sorprenden y a veces hay que hacer o intentar darle sentido a las palabras que alguna vez se pronunciaron como en las buenas y en las malas e incluso si eso significa hacer sacrificios que cuestan mas que un tiempo.

Lizbeth dijo...

Estoy completamente de acuerdo con la lección Nº 11, No vale fingir!!