lunes, agosto 31, 2009

Ritual olvidado

31 de agosto de 2009
Mientras alisto el post sobre el amor y otras huevadas, les dejo con algo más importante aunque chico no más, música, que se me ocurrió de repente a modo de catarsis, al escuchar en una charla a un geek que tildaba de huevones a los que gastaban su tiempo y dinero comprando discos reales.
Estaba chequeando el facebook del F ( Daniel F pues), el tío tiene una galería ahí, dedicada a los discos que escucha, o a los que vuelve constantemente. Y pucha me trajo a la memoria la vieja sensación esa que te produce encontrarte con un artefacto musical adrede o de casualidad y atesorar cada uno de los momentos relacionados con su escucha.
Probablemente la generación “download” haya perdido la sensación esa, espero que no, o al menos espero que la descubran muy pronto. Como dije, gracias al F me puse a revisar mis viejos vinilos, apenas un par de docenas que sobrevivieron a una venta indiscriminada cuando la situación económica apremiaba. En fin, me dio nostalgia verlos ahí envueltos en sus fundas de plástico protectoras y recordar esas veces en que comprar, ir a tu casa y colocarlo en el viejo tornamesa ya suponía toda una experiencia; ahora que ni tornamesa tengo, ya se imaginaran como extraño esas pequeñas ceremonias.
Si bien lo bueno de la tecnología actual, es q nos ha permitido ponernos al día en cuanto a la música que siempre quisimos tener y escuchar, no es lo mismo bajarse toda la discografía de Pink Floyd, por ejemplo, de un solo click, que bucear en viejos puestos y huariques disqueros de la cachina, Amazonas o Quilca, y encontrarte el Atom Heart Mother por solo unos soles, con la majestuosa y clásica cubierta de la ya famosa vaca, o el Rust Never Sleeps de Neil Young en perfecto estado con afiche de letras incluido, tomar tu combi y en el trayecto revisar detalle por detalle todo lo q te trae el disco, a ver díganme si un imberbe posero que se baja discos de Nirvana y se jacta de ello, siente lo mismo que uno, no pues.
Seguro que ya estoy viejo, pero que diablos, si parte de ser viejo es disfrutar de la música a “la antigua”, con gusto me banco el apelativo ese. Ja. Por siaca, no tengo nada en contra de quienes se bajan musica de sus artistas favoritos, yo tambièn lo hago, pero siempre que puedan realicen el viejo ritual de comprar y escuchar un disco "real", cualquiera sea su formato.
Lo dejo ahí no más, pero ya saben bloggers y melómanos varios, traten de siempre de comprar sus discos originales, si les perece muy pendejo bajar por la cachina o Amazonas, pero si cuentan con el suficiente efectivo pues vayan alas tiendas formales de música, Phantom y demases, que también tiene su gracia escoger entre tanto cd piticlín, comprarlo, luego sufrir en casa para abrir la jodida funda de plástico y finalmente ponerlo en tu equipo o pc y disfrutarlo.
Nota: Thanks a Ivonne de Flojeritis Infecciosa por recomendarme en su blog para los 5 del blog day. Me perdí del tono, qué por lo que veo en las fotos de varios bloggers estuvo bueno. Y ya sabes Ivo, trata de comprar tu música en formato real, jeje.

4 comentarios:

Ivonnette dijo...

formato real??? yop qué hice???
tampoco fui a las celebraciones mister.. =(

Javier dijo...

yo fui a la reu y la pasé genial... buena información en tu blog, estimado!

Damian dijo...

el blogday muy bueno, en amazonas venden discos ni enterado, en quilca eh visto.
dicen q es mejor vinilo q cd, como será, solo se q una personita se gasta un monton de plata en phantom :D

Anónimo dijo...

Hola Estuve visitando tu blog y me parece muy interesante, permíteme felicitarte. Sería para mi muy agradable contar con tu blog en mis 2 directorios y estoy completamente convencido que para mis visitas que no son pocas será de mucho interés. Si lo deseas no dudes en escribirme muchos Éxitos con tu blog.

Un saludo
Franck Michel Reyes
WebMaster
contacto: rey.delcastillo@hotmail.com